MIS COSAS CON BUEN HUMOR Y NOSTALGIA

Su EXCALIBUR diario...

http://fviso.blogspot.es/img/excalibur.jpg 

Creo que siempre fui bastante observador y en ocasiones silencioso testigo de muchas situaciones en las que sin saberlo, la gente termina retratándose tal y como es y no como aparentan o tratan de aparentar ente los demás en su trato diario. Pocas veces me he equivocado en las conclusiones y cuando así ha sido inmediatamente he rectificado en mi manera de pesar y quizá actuar ante aquella persona.

Uno se equivoca, al valorar situaciones, ya que nunca, por mucho que se intente y toda la buena voluntad que se ponga, puede ocupar el lugar de otro que quizá sufra, o celebre una situación concreta, al igual que nadie puede ponerse en la situación de uno, cuando se esta de bajón o pasando una mala racha. Cada uno es cada uno y cada cual cada cual que diría el saber popular, pero también es verdad que podemos acercarnos mucho a través de actitudes que se nos manifiestan espontáneamente y sentir lo que vulgarmente se conoce como “cuestión de piel”, en la que uno se siente cercano a otra persona y capaz de compartir sin necesidad de una comunicación mayor, una sintonía en pareceres, actitudes e incluso objetivos.

En el entorno de trabajo, uno se vuelca en lo que puede, con quien demuestra esa capacidad de trabajo e ilusión por lo que hace y trata de ayudar en la labor arrimando el hombro incluso saliéndome fuera del trabajo encomendado y es que no puedo negar que admiro a las personas trabajadoras que dejan fuera cuestiones personales, que corren todo el día tratando de dar solución a problemas, sin dar si quiera la sensación de la labor tan enorme que realizan, quizá por que yo hice lo mismo y me siento identificado con ellas, frente otras que necesitan pregonar cada paso que dan aparentando una labor que en realidad no hacen.

Admiro la tenacidad, la constancia, el empeño en dar lo mejor de uno mismo y cuando reconozco estas, voy a llamarlas virtudes, en otros, algo se mueve en mi para aportar mi granito de arena y ayudar si es posible a la consecución del fin buscado.

Tengo suerte, a mi alrededor hay un grupo de estas personas y mi aprecio por ellas aumenta de día en día cuando las veo luchando como hice yo, por eso no puedo sustraerme en hacer hoy un elogio de estos luchadores, que en silencio cumplen con su labor en un esfuerzo diario muchas veces no reconocido tratando de arrancar de la roca la espada clavada del trabajo diario, Su "Excalibur" soñada, su meta bien ganada...¡Va por vosotr@s...!

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: