MIS COSAS CON BUEN HUMOR Y NOSTALGIA

Alzeimer...o una vida en el olvido...

http://fviso.blogspot.es/img/alzeimer.jpg 

Era capaz de vender corbatas en el Magreb, barras de hielo en Siberia, estufas en Arabia. Se podría decir que era un vendedor nato, negociante y charlatán, embaucador y trafullero, pero nunca perdía su compostura de hombre de bien hecho a si mismo en mil batallas, unas ganadas y otras perdidas, a las que se dedicaba en cuerpo y alma.

Nunca fue reconocida su valía, nunca sus esfuerzos por cumplir con un trabajo desagradecido en el que nadie parecía estar nunca satisfecho con la labor realizada, por perfecta y meticulosa que esta fuera. El nivel de exigencia de sus clientes era cada día mayor, todo corría prisa, era urgente y nunca dejaba satisfechos a sus clientes por mucho que les rebajara el precio, aun perdiendo su margen en la comisión. Muchas veces se preguntó si tanto esfuerzo merecía la pena, si no estaría perdiendo con tantas horas dedicadas a su trabajo, algo importante en su vida, la vida misma que para otros era disfrutada y para el se limitaba a trabajo, trabajo y trabajo que nunca parecía tener fin, a veces se lamentaba  del poco tiempo que dedicaba a su familia, de la falta de unas horas para dedicárselas a si mismo y darse algún respiro.

Pasaron los años, quizá mas deprisa de lo que el sentía, una mañana, sintió que las fuerzas le fallaban, algo ocurrió en su cabeza que comenzó a olvidar cosas, a no recordar nombres y a no encontrar palabras durante la conversación. No le dio importancia en un principio y pensó ¡es solo cansancio!, pero los días fueron pasando, olvidaba donde ponía las cosas, en la calle se desorientaba y tenia que preguntar el nombre de la calle, al primer transeúnte que se le cruzaba.

Alguien, le ayudó un día a llegar hasta casa y al día siguiente acudió al medico. Por primera vez oyó aquella palabra que ya nunca logró entender ALZEIMER, su vida comenzó a deslizarse por una pendiente sin fin en la que su febril actividad se paró de repente, terminó por no reconocer ni siquiera a sus seres mas queridos y hoy consume sus horas con la mirada perdida en el vacío, sentado frente aun gran ventanal en aquella residencia.

Me ha hecho pensar mucho aquella imagen de un hombre que todo lo dio en esta vida a un trabajo desagradecido de vendedor incansable, olvidándose de vivir, hoy dormita en un interminable sueño sin soñar, donde el tiempo transcurre sin que nada quede en su memoria.

Cada segundo vivido es un segundo ganado, empeñarse en vivir del pasado o planificando el futuro puede ser perder el presente que ya nunca volverá. 

Sin saber ayer, el dia que era y lo que se conmemoraba, escribí en borrador estas lineas que hoy publico en este post, eran el recuerdo de un amigo, representante de una importante empresa y en su memoria (casualidad de casualidades, lo hice el dia dedicado al Alzeimer, sin saberlo hasta por la noche al ver los telediarios)

 

 

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: